Skip to Main Content
sample single Alt

Debbie Mucarsel-Powell: Preguntas y respuestas con Val Demings

This is a translated version of the blog post “Giffords Senior Advisor Debbie Mucarsel-Powell Q&A with Val Demings,” which was originally published on February 22, 2022.

Val, estoy tan contenta de poder hablar contigo sobre los problemas de violencia con  armas de fuego que afectan a los floridanos. Tú y yo sabemos que Florida tiene una  historia escabrosa en lo que respecta a la seguridad con las armas de fuego. Después  del tiroteo en la discoteca Pulse en 2016 y el de la escuela Parkland en 2018, pareció que  nuestro estado comenzó a fortalecer sus leyes de seguridad de armas de fuego, pero  hoy tenemos un gobernador y una legislatura que parecen ir en la dirección equivocada.  Tú y yo sabemos que los legisladores pueden hacer mucho más para mantener la  seguridad de nuestras comunidades. ¿Cuál crees que ha sido la medida de seguridad de  armas de fuego más impactante promulgada en Florida en los años recientes, y cuáles crees que son las carencias del estado en lo que respecta a la seguridad de armas de  fuego?

En los años posteriores al horrible tiroteo de Parkland, los republicanos y demócratas se  pusieron de acuerdo en una serie de pasos para que las armas de fuego no vayan a parar a las  manos equivocadas, como un periodo de espera para la compra de armas, la prohibición de  modificar armas con un acelerador de disparos y un aumento de la edad mínima para comprar  armas. 

La medida más importante fue una ley de “alerta roja” promulgada para impedir que cualquier  persona que se considera un daño a sí misma o a los demás tenga acceso a un arma de fuego.  Como jefa de policía de Orlando y oficial con 27 años de experiencia, aprendí que un arma en  las manos equivocadas mata a civiles inocentes, agentes del orden y a sus propios dueños, y  sé que estas medidas de sentido común han ayudado a salvar vidas. 

De aquí en adelante, tenemos que tomar medidas para seguir limitando el tráfico de armas, las  armas fantasma y las modificaciones de armas, para que no caigan en las manos equivocadas  y podamos proteger a nuestras comunidades contra las acciones de criminales violentos.

Tú has estado luchando por adoptar leyes de seguridad en las armas de fuego en el  Congreso por muchos años, y ahora has estado luchando bajo dos administraciones  presidenciales distintas. Durante tu estadía en el Capitolio, te has convertido en una  fuerza poderosa, que puede promulgar legislación exitosamente y al mismo tiempo  hacer amigos. Todavía recuerdo los grandes momentos que compartimos juntas en el  comité judicial de la Cámara de Representantes. ¿Qué es lo que quieres que entienda la  gente sobre el proceso interno necesario para promulgar estas leyes, y cómo te  mantienes motivada y esperanzada en que podremos aprobar esta legislación que salvará vidas?

Sé lo frustrante que es tener que esperar para poder aprobar una legislación que va a salvar  vidas; estoy harta de la inacción, mientras siguen existiendo resquicios para evadir leyes que  se podrían evitar fácilmente, y que causan muerte y tragedia en nuestras comunidades. La gran  mayoría de propietarios responsables de armas, como yo, está de acuerdo en que ha llegado el  momento de arreglar estos resquicios que permiten evadir las leyes.

El año pasado, junto con algunos de mis colegas, introduje la Ley para Proteger Nuestras  Comunidades, un paquete de medidas de sentido común para cerrar los resquicios más obvios  en las leyes de armas de Estados Unidos, prevenir los tiroteos masivos y proteger a los  agentes del orden y el público contra armas de alto poder, de disparo rápido y las imposibles de  rastrear.

El proceso de aprobar legislación como esta ciertamente no es fácil ni simple, pero debes saber  que hay aliados en el Congreso que reconocen la urgencia de este momento. Yo nunca dejaré  de luchar por un cambio integral, y voy a seguir colaborando con mis colegas para proteger la  seguridad de nuestras comunidades. 

Me sorprendo e inspiro constantemente por los activistas y las comunidades que trabajan sin  descanso para proteger a los estadounidenses contra la violencia con armas de fuego. Tu  pasión y tu coraje me dan esperanzas, incluso en nuestros momentos más difíciles. 

Sabemos que la violencia con armas de fuego afecta desproporcionadamente a la  gente de color en todo el país, y Florida no es una excepción. Los afroamericanos son  menos del nuevo por ciento de la población de Florida, pero el 50 % de las víctimas de  homicidios con armas de fuego. Como exjefa de policía, tú sabes mejor que muchos  otros cómo la violencia con armas de fuego puede desgarrar las comunidades más  necesitadas de nuestras ciudades, y cuán críticos son los programas comunitarios de  intervención en la violencia para romper con estos círculos de violencia. ¿Puedes  contarnos cómo son estos programas en la práctica, y por qué tanto los gobiernos  estatales como el gobierno federal deberían priorizar su financiamiento y apoyar estos  esfuerzos?

Tenemos la obligación de apoyar a cada miembro de nuestra comunidad y mantenerlo seguro.  Los programas comunitarios de intervención en la violencia nos ayudan a identificar a aquellos  que corren el mayor riesgo de cometer o ser presa de violencia con armas de fuego, para poder  brindarles la mayor ayuda posible.

Como extrabajadora social y exjefa de policía que observó una reducción del 40 % en el crimen  durante mi ejercicio en el cargo, comprendo cómo las comunidades en todo nuestro país  pueden prevenir la violencia con armas de fuego estableciendo relaciones entre los líderes  comunitarios y los miembros de la comunidad que corren riesgo, y ofreciendo los programas  que estos necesitan para poder prosperar. Estos esfuerzos de colaboración entre las agencias  del orden, las organizaciones comunitarias locales y los miembros de la comunidad han  demostrado su efectividad para reducir la violencia con armas de fuego. 

Es esencial que tanto el gobierno federal como los gobiernos estatales financien estos  programas. La Ley Build Back Better del presidente Biden, por la cual voté con orgullo, incluye  inversiones en programas comunitarios de intervención en la violencia. Los legisladores  estatales y los gobiernos municipales también tienen que trabajar con sus comunidades para  determinar cómo estos programas pueden ser más eficaces.

Estas metodologías locales son cruciales, y los datos han demostrado que salvan vidas.  Podemos romper estos ciclos de violencia que afectan desproporcionadamente a personas de  color, y podemos hacerlo de manera tal que fortalezca nuestras comunidades al mismo tiempo  que velamos por su seguridad.

Tú sabes mejor que muchos que el derecho de poseer un arma viene acompañado de  una inmensa responsabilidad. Pero por décadas, el cabildeo de las armas ha difundido el  mito peligroso de que tenemos que tomar una decisión binaria: ya sea tenemos armas  en todos lados o no tenemos armas en ningún lado. Sabemos que esto no es cierto, y  sabemos que la mayoría de los propietarios de armas apoya las medidas de seguridad  que salvan vidas. ¿Qué significa para ti ser un propietario de armas responsable, y por  qué es tan crucial que los propietarios de armas promuevan políticas de seguridad de  sentido común relacionadas con las armas?

Los propietarios de armas responsables reconocen la necesidad de tomar medidas de  seguridad de sentido común con respecto a las armas, y creo que ellos pueden ser algunos de  nuestros mejores impulsores de estas políticas de seguridad.

Como propietario de armas y oficial de policía por 27 años, reconozco la inmensa  responsabilidad que asumimos cuando adquirimos y manejamos un arma.  Desafortunadamente, muchos estados tienen leyes de armas laxas que no requieren a sus  propietarios ningún tipo de capacitación. Aquellos que poseen un arma tienen la obligación de  capacitarse para aprender a usar y almacenar su arma adecuadamente.  

La verificación universal de antecedentes antes de vender un arma (incluso para ventas  privadas) ha ganado el apoyo de los propietarios de armas responsables. La implementación  de una verificación de antecedentes universal evitará que las armas vayan a parar a las manos  de aquellos que no deberían tenerlas, salvando una cantidad innumerable de vidas.

No te puedo decir lo entusiasmada que estoy sobre tu campaña para representar a  Florida en el Senado de EE. UU. y reemplazar a Marco Rubio, quien no ha cumplido con  su deber de defender a los floridanos al oponerse a políticas importantes de prevención  de violencia con armas por más de una década. Durante su ejercicio en el cargo, más de  2,500 personas mueren por violencia con armas de fuego en Florida todos los años; esto  equivale a uno cada tres horas, y eso es inaceptable. Fue un honor para mí poder  conmemorar a estas víctimas contigo en el Homenaje a las víctimas de violencia con  armas de fuego del Giffords Center celebrado en Miami en diciembre, como parte de  nuestra lucha por un futuro más seguro para nuestras familias. ¿Cuál es la razón que te  motivó a presentarte de candidata para el Senado en este momento político en  particular?

La cantidad de floridanos afectados por la violencia con armas de fuego es espeluznante.  Marco Rubio no ha cumplido con su responsabilidad para con nuestras comunidades, al negarse a apoyar medidas de sentido común que salvarán vidas. En vez, ha recibido millones  de dólares en ayuda política de los grupos de cabildeo de las armas. 

Como abuela y madre de tres hijos, conozco la preocupación y el temor de los padres y sus  hijos cuando no se toman medidas de seguridad con las armas. No hay tiempo que perder, y  este movimiento es demasiado importante para ignorarlo.  

Ha llegado el momento de que Florida sea representada por personas con el coraje necesario  para confrontar el cabildeo de las armas y los intereses especiales, y yo nunca dejaré de luchar  por las reformas de las leyes de seguridad en las armas que tan desesperadamente se  necesitan.

JOIN THE FIGHT

Gun violence costs our nation 40,000 lives each year. We can’t sit back as politicians fail to act tragedy after tragedy. Giffords brings the fight to save lives to communities, courthouses, and ballot boxes across the country—will you stand with us?